Miniguía: Recargo de equivalencia en los Autónomos

recargo de equivalencia

Síguenos y compártelo...

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¿Qué es el recargo de equivalencia?

El recargo de equivalencia es un régimen especial del IVA, que se aplica tanto a personas físicas de alta en autónomos como a comunidades de bienes.

¿Qué autónomos deben aplicar el recargo de equivalencia?

Deben aplicarlo todos aquellos minoristas que vendan productos en los que no se lleva a cabo ninguna transformación, es decir, para todos aquellos comerciantes que vendan directamente al cliente final. Esto no aplica en actividades industriales, actividades de servicios y mayoristas. No obstante, para aquellos autónomos que facturen más de un 20% del total de sus ventas a clientes profesionales, pueden librarse de esta obligación y pasarse al régimen normal de IVA, siempre y cuando se notifique a Hacienda y se justifique el cambio.

recargo de equivalencia autónomos

¿En qué consiste el recargo de equivalencia en los autónomos?

El recargo de equivalencia consiste en que el autónomo que está en este régimen debe pagar un IVA superior en sus facturas (solo aplica en las facturas correspondientes a compras de mercaderías). A cambio de ellos, no está obligado a presentar las declaraciones trimestrales de
IVA a Hacienda, pagándose de esta manera el IVA directamente al proveedor. Es precisamente el proveedor el que deber incluir en su factura el recargo de equivalencia, diferencia del IVA soportado, para posteriormente considerarlo como IVA repercutido en su
declaración de IVA.

¿Qué tipos de recargo de equivalencia existen?

De acuerdo con el Real-Decreto Ley 20/2012 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de competitividad, que incluye la subida del IVA, los tipos de recargo de equivalencia aplicables desde el 1 de septiembre de 2012 son:
 El 5,2% para los artículos que tienen un IVA al tipo general del 21%.
 El 1,4% para los artículos que tienen un IVA al tipo reducido del 10%.
 El 0,5% para los artículos que tienen un IVA al tipo reducido del 4%.
 El 0,75% para el tabaco.
Esto quiere decir que un autónomo que se dedica a la venta de calzado en internet, si hace una compra a su proveedor por valor de 2.500€, deberá hacer un pago de 2.500€ + 21% de IVA + 5,2% del recargo de equivalencia.

En recargo de equivalencia supone que el autónomo no tiene una obligación de presentar la declaración trimestral del IVA y por tanto no tiene obligación de llevar los libros contables en relación a este impuesto. Por el contrario, sí debe mantener los libros de IRPF, bien por el régimen de estimación directa o bien por estimación objetiva (módulos).

Ventajas e inconvenientes

Entre la principal ventaja, la que citábamos anteriormente: el trabajo administrativo es mucho menor y más sencillo. Entre las desventajas, fundamentalmente, que el IVA soportado no puede deducirse ni recuperarse, lo que supone un mayor coste de la adquisición de la mercancía, y por otro lado, que los autónomos tampoco pueden deducir el IVA de las inversiones.

Esperamos que te haya resultado interesante y aclaratorio, de todas maneras nuestro equipo está a tu disposición para cualquier duda que te surja, si eres autónomo o tienes una empresa. Contacta con nosotros sin ningún tipo de compromiso. Y si necesitas ampliar la información, siempre puedes consultar la web de la Agencia Tributaria

altaenautonomos.es

Asesoría para Autónomos y Pymes desde 24,99€/mes

Seguro que también te resultará interesante...

Suscríbete a nuestro Boletín de noticias

Y recibe toda la actualidad de interés para autónomos y pymes

Síguenos y compártelo...

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

No hay comentarios

Post a Comment

Your email address will not be published.

¿Necesitas consultar a nuestro equipo?